Prevención y detección temprana del Cáncer de Piel | Dermatologia Costa Rica

Prevención y detección temprana del cáncer de piel

En los últimos años, los médicos dermatólogos diagnosticamos cáncer de piel en forma cada vez más frecuente. Muchas visitas originadas en temas estéticos, derivan en el estudio en profundidad de manchas, lunares u otras lesiones que resultan antiestéticos para el paciente y sospechosas de cáncer de piel para el médico. El color, la forma, la localización o algunos cambios en sus características, pueden hacer sospechar al dermatólogo de que se encuentra frente a un melanoma.

Deteccion Cancer de piel | Dermatologia Costa Rica

El cáncer de piel es frecuente y afecta tanto a hombres como mujeres. Las personas de piel más clara y que se broncea con dificultad, tienen mayor riesgo de padecer todas las formas de cáncer de piel, incluyendo al más peligroso: el melanoma. Actualmente, la mayoría de los casos de cáncer de piel se curan, especialmente cuando el diagnóstico es precoz.

El cáncer de piel es el más común de todos los tipos de cáncer. Más de 3.5 millones de casos
de cáncer de piel son diagnosticados cada año en los Estados Unidos. Esto es más que todos los
cánceres combinados. En las últimas décadas, el número de casos de cáncer de piel ha
estado aumentando.

La buena noticia es que hay muchas cosas que puede hacer para protegerse a sí mismo y a su familia del cáncer de piel, o para encontrarlo temprano de manera que pueda ser tratado eficazmente. La mayoría de los tipos de cáncer de piel son causados por una exposición excesiva a los rayos ultravioletas (UV). La mayor parte de esta exposición procede de la luz solar, pero cierta cantidad puede proceder de fuentes creadas por el hombre, tales como las camas bronceadoras.

Deteccion Cancer de Piel: rayos ultravioleta

Para encontrar temprano el cáncer de piel, no es necesario hacer radiografías ni análisis de
sangre, simplemente se requiere de sus ojos y de un espejo. Si usted tiene cáncer de piel, la
mejor manera de asegurarse que se puede tratar con éxito consiste en encontrarlo temprano.

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel se origina en este órgano. Algunos otros tipos de cáncer se originan en otras partes del cuerpo y pueden propagarse a la piel, aunque estos no son cánceres de piel. Existen dos tipos principales de cáncer de piel: cánceres queratinocitos (de las células basales y células escamosas) y melanomas.

• Los cánceres de células basales y de células escamosas son por mucho los más comunes de cáncer de piel. Éstos se originan de células llamadas queratinocitos, las células más comunes en la piel.
• Los melanomas son cánceres que se originan de los melanocitos, las células que producen
el pigmento marrón que le da a la piel su color. Los melanocitos también pueden formar crecimientos benignos (no cancerosos) que son conocidos como los lunares

Además hay otros tipos de cáncer de piel, pero son mucho menos comunes:
Carcinoma de células de Merkel.
Sarcoma de Kaposi
Linfoma cutáneo (piel).

Deteccion Cancer de piel | Dermatologia Costa Rica

Los tumores de los anexos de la piel (tumores que se originan en los folículos pilosos o e n
las glándulas de la piel).

• Varios tipos de sarcomas.
En conjunto, estos tipos representan menos de 1% de todos los casos de cáncer de piel.
Para los médicos, resulta importante separar estos tipos de cáncer de piel, y a que son tratados de maneras diferentes. También resulta importante saber cómo lucen los cáncere s de piel. Esto puede que ayude a encontrarlos en la etapa más temprana posible, cuando son curados más fácilmente.

Cáncer de células basales y cáncer de células escamosas. Los cánceres de células basales y de células escamosas son los más comunes de cáncer de piel. Ambos cánceres se detectan principalmente en las partes del cuerpo expuestas al sol, tales como la cabeza y el cuello. Estos cánceres se relacionan fuertemente con la cantidad de exposición solar que haya tenido una persona.

Los cánceres de células basales y escamosas tienen una probabilidad mucho menor de
propagarse a otras partes del cuerpo y de representar una amenaza a la vida en comparación
con los melanomas. Aun así, resulta importante encontrarlos y tratarlos a tiempo. Si no son
tratados, pueden crecer más e invadir los tejidos y órganos cercanos, lo que causa cicatrices,
deformidad, o incluso pérdida de la función de algunas partes del cuerpo. Algunos de estos
cánceres (especialmente cánceres de células escamosas) se pueden propagar si no son tratados,
y en algunos casos pueden incluso causar la muerte.

Estos cánceres se explican detalladamente en otro documento titulado Cáncer de piel: células
basales y células escamosas.

Detecion Cancer de Piel: melanomas | Dermatologia Costa Rica

Melanomas
Los melanomas pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero son más propensos a comenzar en ciertas áreas. El sitio más común en los hombres es en el torso (pecho y espalda).
En las mujeres, las piernas son la parte donde se presentan con más frecuencia
. El cuello y el rostro son otros sitios comunes donde se origina el melanoma.
Los melanomas no son tan comunes como los cánceres de piel de células basales y de células escamosas, pero pueden ser mucho más graves. Al igual que el cáncer de células basales y de células escamosas, el melanoma es casi siempre curable en sus etapas iniciales. No obstante, si no se atiende, el melanoma tiene una probabilidad mucho mayor de propagarse a otras partes del cuerpo (donde es muy difícil de tratar).

Los melanomas se discuten detalladamente en nuestro documento titulado Cáncer de piel
tipo melanoma

Deteccion y prevencion Cancer de piel: uso del bloqueador Solar

 

¿Qué es la radiación ultravioleta (UV)?
La exposición a la radiación ultravioleta (UV) es el factor de riesgo principal para la mayoría de los cánceres de piel. La luz solar es la fuente principal de la radiación ultravioleta. Las lámparas y camas bronceadoras también son fuentes de radiación ultravioleta.
Las personas que se exponen mucho a los rayos UV procedentes de estas fuentes tienen un mayor riesgo de cáncer de piel.
Aun cuando los rayos UVA y UVB consituyen sólo una pequeña porción de los rayos solares,
estos son la causa principal de los efectos dañinos del sol en la piel. Los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel. Los cánceres de piel comienzan cuando este daño afecta el ADN de los genes que controlan el crecimiento de las células de la piel.
Hay tres tipos principales de rayos UV:

• Los rayos UVA: envejecen a las células de la piel y pueden dañar el ADN de estas células
. Estos rayos están asociados al daño de la piel a largo plazo tal como las arrugas, pero
también se considera que desempeñan un papel en algunos tipos de cáncer. La mayoría de
las camas bronceadoras emiten grandes cantidades de UVA que según se ha descubierto
aumentan el riesgo de cáncer de piel.

• Los rayos UVB: pueden causar daño directo al ADN de las células de la piel, y son los
rayos principales que causan quemaduras de sol. Asimismo, se cree que causan la mayoría
de los cánceres de piel.

• Los rayos UVC no penetran nuestra atmósfera y no están en la luz solar. No son
normalmente una causa de cáncer de piel. Tanto los rayos UVA como los UVB dañan la piel y causan cáncer de piel. Los rayos UVB son causantes más potentes de al menos ciertos cánceres de piel, pero hasta donde se sabe, ningún rayo UV es seguro.

El grado de exposición a la luz ultravioleta que una persona recibe depende de la intensidad de
los rayos, del tiempo que la piel ha estado expuesta y de si ésta ha estado protegida con ropa o
bloqueador solar.

El cáncer de piel es una de las consecuencias de mucha exposición al sol, pero también ha
y otros efectos. Las quemaduras y los bronceados son los resultados a corto plazo de la
exposición excesiva a los rayos UV, y son señales de daño a la piel. La exposición prolongada
pueden causar envejecimiento prematuro de la piel, arrugas, pérdida de la elastic
idad de la piel, manchas oscuras (pecas, algunas veces llamadas “manchas de envejecimi
ento” o “manchas del hígado” y cambios precancerosos de la piel (tal como áreas ásperas, secas
y escamosas llamadas queratosis actínica ).

Los rayos UV del sol también aumentan el riesgo de una persona de cataratas y ciertos otros
problemas visuales. También pueden suprimir el sistema inmunológico de la piel. Las pe
rsonas de piel oscura por lo general tienen una probabilidad menor de padecer cáncer de piel en
comparación con la gente de piel blanca, aunque éstas aún pueden padecer cataratas y supresión del sistema inmunológico.

¿Son algunas personas más propensas a los daños causados por el sol?
La piel y los ojos de toda persona pueden ser afectados por el sol y por otras formas de r
ayos UV. Las personas con piel blanca tienen una probabilidad mucho mayor de presentar daños causados por el sol, pero las personas con piel más oscura, incluyendo personas de cualquier origen étnico, también pueden resultar afectadas.

La piel se broncea cuando absorbe los rayos UV. El bronceado es causado por un aumento en
la actividad y número de melanocitos, las células que producen el pigmento llamado melanina.
La melanina ayuda a bloquear los rayos UV dañinos hasta cierto punto, razón por la cual las
personas con piel que es naturalmente más oscura tienen menor probabilidad de quemarse por
el sol, mientras que las personas con piel más clara tienen una mayor probabilidad de quemarse. Las quemaduras solares pueden aumentar su riesgo de padecer cáncer de piel,
incluyendo melanoma. Sin embargo, la exposición UV puede aumentar el riesgo de cáncer de
piel incluso sin causar quemaduras solares.

¿Cómo me protejo de los rayos UV?
Usted no tiene que evitar completamente la luz solar. Además, no sería una buena idea
permanecer en el interior si esto le impide estar activo, ya que la actividad física es importante
para una buena salud. Sin embargo, demasiada luz solar puede ser perjudicial. Existen algunas
medidas que puede tomar para limitar su exposición a los rayos UV.

Algunas personas sólo piensan sobre la protección solar cuando pasan un día en el lago, la
playa o la piscina (alberca). Sin embargo, la exposición solar se acumula día a día, y ocurre
cada vez que está bajo el sol.

Simplemente mantenerse en la sombra es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta.

Antecedentes médicos y examen físico
Por lo general, el médico primero obtiene su historial médico. El médico preguntará cuándo
apareció la marca por primera vez, si ésta ha cambiado de tamaño o apariencia, y si causa
algún síntoma (dolor, comezón, sangrado, etc.). También podría preguntar si en el pasado usted
estuvo expuesto a condiciones como causantes de cáncer de piel (incluyendo quemaduras por
el sol y prácticas de bronceado) y si algún miembro de su familia ha tenido este cáncer.

Durante su examen físico, su médico observará el tamaño, la forma, el color y la textura del área en cuestión, y si ésta sangra o se descama. Se le examinará el resto del cuerpo para ver si
tiene manchas o lunares que podrían estar relacionados con el cáncer de piel.

El médico también puede palpar los ganglios linfáticos (cúmulos de células del sistema
inmunológico del tamaño de un fríjol) debajo de la piel cercana al área sospechosa. Algunos cánceres de piel se propagan a los ganglios linfáticos. Cuando esto ocurre, los ganglios linfáticos afectados pudieran volverse más grandes y firmes de lo normal.

 

Enlaces de interes:

Melanoma Research Foundation www.melanoma.org
Instituto Nacional del Cáncer www.cancer.gov
Skin Cancer Foundation www.skincancer.org

 

ACEPTAMOS SUS TARJETAS